5 Min. Read

Nuevos datos muestran que las desinstalaciones siguen siendo un problema significativo para las aplicaciones

Avatar Shani Rosenfelder May 16, 2018

A pesar de lo competitivo que es el espacio del marketing de aplicaciones, no es de extrañar que las aplicaciones tengan un gran desafío para retener a sus usuarios. Con demasiados competidores por contar, y las expectativas de los usuarios cada vez más altas, una aplicación que no funciona en todos los frentes y que no sea rápida, simplemente no se utilizará. Peor aún, será desinstalada.

Eliminar una aplicación de un dispositivo es un movimiento bastante agresivo, que indica claramente que algo no va bien. Comprender por qué, cuándo y qué usuarios desinstalan aplicaciones es extremadamente importante en la lucha contra el abandono. En un espacio dominado por el freemium, garantizar el uso continuo es absolutamente vital para el éxito. Sin ello, la monetización se vuelve casi imposible.

Cada vez más aplicaciones reconocen esta realidad. De hecho, desde que lanzamos nuestra función de tracking de desinstalación en julio de 2016, hemos visto un aumento constante en la proporción de aplicaciones que miden esta métrica.

Para ayudarte a comprender cuántos usuarios desinstalan aplicaciones y comparan tu aplicación con la competencia, aquí hay algunos puntos de referencia actualizados basados en la siguiente muestra de datos:

  • 110 millones de instalaciones
  • Más de 1.000 aplicaciones
  • Duración: abril de 2018

Aislamos una cohorte de usuarios que descargaron aplicaciones (que tienen una configuración de tracking de desinstalación) durante los primeros diez días del mes de abril. Luego contamos cuántos de estos usuarios desinstalaron las aplicaciones en 30 días para calcular la tasa de desinstalación.

Resultados

¿Cuál es la tasa de desinstalación global?

La tasa de desinstalación general de la aplicación después de 30 días es del 28%. Eso significa que casi 3 de cada 10 aplicaciones instaladas terminan desinstalándose dentro de los 30 días posteriores a la descarga. Claramente, las desinstalaciones son un problema importante, ya que los usuarios no lo piensan dos veces antes de eliminar aplicaciones de sus dispositivos.

¿Cómo se ve la tasa en diferentes mercados?

Los datos muestran que, en general, los países en vía de desarrollo tienen la tasa de desinstalación más alta, mientras que los países desarrollados tienen la tasa más baja. Alrededor del 30% separa el primero (Vietnam) del último (los Estados Unidos). Esto probablemente se deba al hecho de que el tamaño promedio de almacenamiento de un dispositivo en los países en desarrollo es menor. La mayoría de los usuarios de estas regiones no tienen otra opción más que desinstalar aplicaciones con mayor frecuencia para liberar espacio.

¿Cómo varía la tasa de desinstalación por categoría?

Parece que las aplicaciones de entretenimiento se quedan cortas cuando se trata de satisfacer las expectativas de los usuarios. En esta categoría, donde la transmisión de contenido de video es común, se requiere una infraestructura poderosa para garantizar una navegación fluida. Cuando no es así, y esto todavía sucede con frecuencia, los usuarios se sienten frustrados. Además, muchas aplicaciones de entretenimiento necesitan actualizar regularmente su contenido para que los usuarios regresen por más. Esto requiere recursos significativos y también podría llevar al abandono cuando el contenido es insuficiente.

Las aplicaciones de viaje tienen la segunda “mejor” tasa de desinstalación. Debido a que los viajes se realizan por temporadas y las reservas son muy poco frecuentes, los usuarios a menudo instalan una aplicación, reservan su vuelo o su hotel, y luego desinstalan la aplicación, al menos hasta la próxima vez que necesiten viajar.

¿Cuánto tiempo después de descargar una aplicación los usuarios la desinstalan?

Los datos muestran que, como se esperaba, la curva de tasa de desinstalación se aplana con el tiempo. Claramente, el problema principal es el primer día y luego también durante la primera semana.

Toma medidas

¡Compruébalo! Claramente, la desinstalación es un problema importante y las aplicaciones deben medir su tasa de desinstalación, comprender exactamente cuándo, por qué y de qué fuentes provienen los desinstaladores para minimizarlos. La configuración del tracking de desinstalación es rápida, por lo que definitivamente vale la pena.

Recuerda que la primera impresión lo es todo. Debido a que la tasa de desinstalación es la más alta en el primer día, es absolutamente fundamental acertar el proceso de onboarding. Hazlo fluido y atractivo, de lo contrario te arriesgas a perder a tus usuarios adquiridos en un abrir y cerrar de ojos. Para reducir la tasa de desinstalación entre el día 1 y 7, asegúrate de que tus primeras interacciones estén diseñadas para generar una conexión sólida y duradera con el usuario.

Cumple lo que prometes. Promover en exceso en un intento de obtener una descarga puede ser contraproducente, lo que puede generar frustración y dañar potencialmente la imagen de tu marca ante los ojos del usuario, sin posibilidad de reparación.

Informa a los usuarios sobre tu aplicación antes de descargarla. Utiliza publicidad en video, anuncios que se puedan reproducir si corresponde, y una página de tienda de aplicaciones altamente descriptiva que incluya usuarios en videos e imágenes.

Mantén a tu aplicación en mente. Para evitar las desinstalaciones, intenta alentar el engagement continuo desde el principio. Utiliza todos los canales disponibles (push, correo electrónico, retargeting, redes sociales) para mantener continuamente a la aplicación en mente. Asegúrate de que la experiencia del usuario sea óptima: no sobreexpongas a tus usuarios, vuelve a aplicar el engagement con el tiempo y asegúrate de tener conexiones profundas para brindar una trayectoria sin interrupciones.

No te des por vencido con los desinstaladores. Vemos muchos usuarios volver a instalar aplicaciones. Eso significa que tienes una segunda oportunidad para dar una mejor impresión y más duradera. Pero recuerda esto: hacer que los usuarios que eliminaron tu aplicación vuelvan a usarla tomará más que solo una promoción estándar. Ofréceles un descuento significativo u otro tipo de incentivo de alto valor.

Define los hitos de KPI dentro de la aplicación para comprender dónde caen los usuarios. Comprende la relación entre el uso y la progresión del embudo en la aplicación (por ejemplo, en juegos: finalización del tutorial, registro, éxito en el nivel 5, éxito en el nivel 10, compra en la aplicación. En el comercio electrónico: categoría, producto, agregar al carro, compra). Es particularmente importante saber en qué momento un usuario activo repentinamente se vuelve inactivo para que puedas alentarlo a continuar usando tu aplicación ofreciéndole una promoción especial, un descuento, etc. Y en un nivel agregado, si estás viendo una caída significativa después de cierta etapa en el embudo, probablemente debas cambiar algo en la aplicación en sí.

Escucha a tus usuarios. Forma parte de cualquier conversación sobre tu aplicación en redes sociales, tiendas de aplicaciones (a través de calificaciones y reseñas) y comunidades. Asegúrate de abordar cualquier comentario negativo – tanto personal para el usuario en cuestión como dentro de la aplicación – para aprender de tus errores y corregirlos.

¡Ten una app increíble! Aunque esto se dirija principalmente a jefes de productos en lugar de marketers, la mejor forma de reducir la tasa de desinstalación de una aplicación es tener una aplicación verdaderamente excelente. Esto puede parecer obvio, pero si tu aplicación no funciona en todos los frentes, entonces ni todos los datos de marketing en el mundo te serán de ayuda.